Aromaterapia y sus beneficios

Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Pinterest

Aromaterapia: el arte de la recuperación

Por Karina Parada, Directora Deva’s,
www.devas.com

Desde tiempos antiguos la naturaleza ha provisto recursos
para que el ser humano pueda recuperar o mantener su salud, y fue precisamente
en esos tiempos -cuando no existían la tecnología, ni medicamentos o médicos
especializados- que el hombre tuvo que valerse de hojas, raíces, frutos y
semillas de las plantas, para mejorar su sistema de salud. En la antigüedad, los
egipcios hace 40 siglos A.C hacían preparados con aceites esenciales que se
utilizaban en medicina, cosmética, baños, y para armonizar los templos. El
hombre fue probando y experimentando, para luego transmitir ese conocimiento de
generación en generación.
Hoy tenemos acceso a diferentes fuentes de información y contamos también con
estudios que confirman cómo las plantas pueden ayudar a mejorar nuestra salud.

La aromaterapia es un antiguo arte que se incorpora a esta época de cambios
veloces y vida acelerada. Esta disciplina consiste en el uso de los aceites
esenciales de las plantas que, con su química natural, ayudan no sólo en el
terreno físico sino también psíquico. También se puede llamar “cura por los
olores” o “energía floral”.

Descubrir en qué consiste la aromaterapia, sin tener
conocimientos previos, no es una tarea para nada dificultosa. Simplemente se
puede separar el nombre aromaterapia en dos partes: AROMA Y TERAPIA y
encontramos la respuesta.

Todos sabemos qué es un aroma pero, para ser más precisa, el
Diccionario de La Real Academia Española lo define como un sinónimo de perfume,
un olor muy agradable. Se suscita un primer problema al aplicar aromaterapia, ya
que no es posible catalogar de agradables a ciertos olores y aplicarlos
indiscriminadamente a las personas, debido a que neuropsicológicamente existe
una conexión importantísima, que no se puede dejar de lado en el campo de la
aromaterapia, entre el olfato, la emoción y la memoria.

Un mal recuerdo asociado a un olor en particular puede no surtir el efecto
buscado por la aromaterapia en algunas personas.
Por esta razón, es importante para quienes empiecen a experimentar en el
campo de la aromaterapia que investiguen exhaustivamente si la persona es
alérgica emocionalmente a algún olor.

La terapia es sencillamente el tratamiento de las enfermedades. Aquí también se
presenta otro cuestionamiento: ¿la terapia se encuentra solamente orientada al
tratamiento de enfermedades? En mi opinión, una terapia puede trabajar con una
persona sana, buscando evitar la enfermedad.
En este punto la aromaterapia está en la vanguardia, ya que la prevención de
las enfermedades ha comenzado hoy en día a tomar mayor importancia cuando se
habla de medicina.
La aromaterapia aporta un uso terapéutico de los aromas puros para un
tratamiento natural y un complemento importante para ayudar a restablecer
nuestro equilibrio y armonía.
Los aceites esenciales poseen muchas propiedades que provocan estímulos en el
ser humano y se convierten en un invalorable elemento de bienestar.

Su uso con fines preventivos

La aromaterapia es el uso de los aceites esenciales de las plantas que con su
química natural ayudan no sólo en el terreno físico sino también mental.
Considerada por muchos como terapia alternativa, la aromaterapia se convierte en
un medio complementario para ayudar al individuo en diferentes situaciones:

. Contrarrestar el insomnio
. Reducir el estrés
. Disminuir la ansiedad
. Aliviar el dolor
. Curar la depresión
. Aumentar las defensas inmunológicas
. Corregir problemas estomacales crónicos
. Otros padecimientos

Cada planta posee un aroma característico, un grupo de propiedades e
indicaciones en la que puede ser utilizada, y su propio valor en el mercado.
Los aceites esenciales no pueden aplicarse directamente sobre la piel ya que
son altamente concentrados, es necesario diluirlos en otros aceites o en agua.

También pueden combinarse entre sí y producir energías que generen un efecto más
potente y benéfico. Allí es precisamente donde entra la ciencia, la creatividad
y el arte de la aromaterapia al producir diferentes mezclas.

El principal método de aplicación de la aromaterapia es a través de una
dilución en agua caliente
. Así, el vapor del agua mezclado con las esencias
se absorbe por medio del aparato respiratorio.
Otro modo de aplicación de los aceites es utilizar una mezcla de aceites
esenciales con aceites vehiculares de acuerdo a la necesidad, ya que la piel se
convierte en un vehículo y a la vez un protector para introducir los compuestos
y propiedades que las plantas poseen sin tener que correr riesgos de efectos
secundarios nocivos.
Los aceites penetran a través de los pequeños vasos capilares y son
transportados a todo el organismo mediante el torrente sanguíneo
(un proceso
que puede llevar sólo 20 minutos), y tienen la ventaja de que pueden ser
aplicados directamente sobre el área a tratar. Su beneficio es más rápido que un
medicamento tomado vía oral.

La aromaterapia se emplea en el hogar, centros de estética, spa, terapias
físicas, rendimiento deportivo, padecimientos de la niñez o vejez , atención a
pacientes especiales, cuidado de mascotas, entre otros. Es un tema de actualidad
ya que cada día más personas desean conocer acerca de las propiedades y
diferentes aplicaciones de los aceites esenciales y disfrutar plenamente de
todos sus beneficios.
 

Thanks! You've already liked this